Sigue estos pasos durante el lavado de manos

Mójate las manos.
Utiliza mucho jabón.
Friega las palmas de las manos entrelazando los dedos. Con el mismo movimiento, limpia el dorso de una mano contra la palma de la otra, y viceversa.
Cogiéndote los dedos, friégate el dorso de una mano con la palma de la otra.
Con un movimiento de rotación, limpia el pulgar con la palma de la mano. Repite con el resto de dedos.
También rotando, friega las puntas de los dedos contra la palma.
Limpia las muñecas fregandolas con las palmas.
Enjuágate bien con agua, procurando no rozar las manos entre sí.
Sécate con una toalla de un solo uso. Aprovecha la misma toalla para cerrar el grifo. Luego, lánzala a la basura.
0%
OFERTA ESPECIAL

Tómate un tiempo. Cuídate. Te lo mereces.

Reserva una consulta de Ginecología y recibe un 20% de descuento.

PIDE HORA