Presentación de nalgas del bebé

publicado en: General | 0

¿A qué llamamos “presentación de nalgas”?

En el embarazo de término la mayoría de los bebés están con la cabeza hacia abajo dentro del útero. Por esto, la mayoría de los bebés nacen de cabeza. Algunas veces (un 4% de los partos), la parte del bebé que está abajo no es la cabeza sino las nalgas o los pies. Cuando un bebé está en esta posición se dice que está en presentación de nalgas.

Al principio del  embarazo, muchos bebés están de nalgas, pero la mayoría se dan la vuelta para ponerse de cabeza cerca del final de la gestación.

A medida que se acerca la fecha de parto, la comadrona o el ginecólogo podrá decirte (por exploración clínica o ecográfica) si el bebé está de nalgas.

 

¿Por qué mi bebé se ha colocado de nalgas?

Lo más frecuente es que al intentar girarse se encuentre con la forma del útero, la cantidad de líquido amniótico (mucho o poco), pueden influir. A veces quedan atrapados hacia la semana 30-31 con las piernas extendidas y esto les dificulta “gatear” para colocarse en la posición que mejor encaja, que es cabeza abajo. Todas estas razones no representan ningún riesgo para la madre o el bebé.

 

¿Qué problemas presenta el parto de nalgas?

El parto vaginal de nalgas conlleva riesgos debidos al hecho de que primero se produce la expulsión de las nalgas y en último lugar de la cabeza, que es la parte más grande del bebé, pudiendo quedar atrapada en la pelvis.

Así, el parto vaginal cuando el bebé viene sentado tiene 8 veces más riesgos de complicaciones que cuando viene de cabeza. Por este motivo, en los últimos años, se ha ido generalizando la cesárea electiva en estos casos.

Por otro lado, una cesárea también presenta sus riesgos para mamá y bebé y, además, condiciona las futuras gestaciones.

 

¿Es posible evitar que el bebé llegue de nalgas al final del embarazo?

Es muy importante el acudir regularmente a los controles de embarazo.

La comadrona/ginecólogo te puede decir si tu bebé está de nalgas y ayudarte a decidir qué hacer. En algunos casos puede ser adecuado intentar girar al bebé manualmente mediante la versión externa (VE). En otros, se programará una cesárea electiva.

 

¿Qué puedo hacer para fomentar que se gire espontáneamente?

Si estás alrededor de 34 semanas, y tu médico o comadrona no ven contraindicación, puedes realizar los siguientes ejercicios que propiciarán la rotación de tu bebé:

  • Acostada sobre tu espalda y contra la pared en esta posición, llevando los pies arriba. Coloca cojines bajo tu espalda como soporte.
  • Otra alternativa es la posición pecho-rodillas

HPIM0125-300x176

Puedes practicar estos ejercicios unas 3 veces al día durante 15 minutos.

 

¿Qué es la versión externa (VE)?

Consiste en ayudar al bebé a girar para colocarse cabeza abajo mediante maniobras a través del abdomen materno.

maniobra VE

¿Qué requisitos se deben cumplir?

Antes de comenzar, se debe hacer una valoración individualizada de cada caso. Una vez determinado que el procedimiento no supone ningún riesgo para la mamá y bebé, si tú lo autorizas, procedemos a la VE.

Se controlará el latido cardíaco del bebé. De esta manera podremos detectar si en algún momento del procedimiento se encuentra incómodo y, en ese caso, interrumpir la maniobra, o probar hacia el otro lado.

Posteriormente se controla al bebé durante aproximadamente una hora y después 5 horas más tarde con monitor.

 

¿Cuándo se practica la VE?

Se realiza al final del embarazo, alrededor de la semana 37, cuando el bebé se considera maduro para nacer.

 

¿Cuáles son los riesgos de la VE?

El riesgo de complicaciones es muy pequeño, y el beneficio supera claramente el riesgo. En raras ocasiones se puede desencadenar el parto, o producirse una rotura prematura de membranas. El bebé puede tolerar mal la maniobra o darse la vuelta y ponerse de nalgas otra vez.

 

¿Cuál es la tasa de éxito de la VE?

Dependerá de varios factores, como la edad gestacional, la cantidad de líquido amniótico, si es o no el primer embarazo, el peso del bebé, dónde se encuentra la placenta, cómo está colocado el bebé…La media de éxitos es del 65%.

 

¿Dónde se realiza?

En Sala de Partos.

En algunos casos se requiere colocar un suero endovenoso para la administración de medicamentos que favorecen la maniobra. Después de la VE, la gestante seguirá con sus controles habituales.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Dejar una opinión