EL PRIMER BAÑO DE TU HIJO

EL PRIMER BAÑO DE TU HIJO

publicado en: General | 0

El momento del baño es también un momento para establecer vínculos, jugar con tu bebé, y por supuesto, bañarlo con mucha suavidad.  Pasar un momento agradable mientras se está bañando al bebé es muy gratificante par los padres y el niño.

Algunos pediatras recomiendan no bañar al bebé hasta que caiga el cordón umbilical,  pero si el bebé se ensucia con vómitos y huele a transpiración, se puede bañar igual desde el 1er día, pero con mucho cuidado de higienizar luego el cordón umbilical.    (Ver EL CUIDADO HIGIÉNICO DEL CORDÓN UMBILICAL).

First days of her life. Take a bath.

Algunos consejos útiles al momento del baño son:

  1. Evite usar la bañera, Siempre hágalo en la bañera adecuada para su edad. De lo contrario los traumatismos con las canillas son bastante frecuentes. Coloque la bañera en un sitio firme y a la altura cómoda para la persona que lo asiste.
  2. La temperatura de la habitación del baño donde se higienizará al bebé debe ser  templada, es decir entre 24° a  27°C.  Evite las corrientes de aire o cambios bruscos de temperatura.
  3. llévese todo lo necesario Recuerde que NUNCA puede dejar al niño solo para ir a busca algo que se olvidó.
    – el jabón indicado por su pediatra. Neutro o de glicerina.
    – una o dos toallas.
    – la ropa que le va a poner. (de acuerdo a la estación del año.)
  4. Verifique la temperatura del agua introduciendo su codo. O termómetro especial par tal fin, (en el mercado existen muchos modelos) El agua de la Bañera, debe estar templada. Entre 35 a 38 ºC.
  5. Evite bañarlo inmediatamente después de su alimentación. Y fije siempre el mismo horario en la medida de lo posible, eso establece una rutina. Un buen ejemplo es hacerlo previamente al acostarlo. No se demore mucho con el niño en el agua con 1 minuto es suficiente.
  6. introdúzcalo al agua lentamente. Al principio llorará un poco, háblele suave y sosténgalo con firmeza, y verás como más tarde sentirá placer y alegría. Tome al niño apoyando la cabeza en su brazo y pasando la mano por debajo de la axila. Con la mano libre pásele el jabón y lávelo con movimientos suaves.

La frecuencia del baño depende de cada caso en particular, puede hacerlo desde 2 veces a la semana como 1 o 2 veces al día especialmente en época de calor. La mayoría de los niños disfruta en el agua, la que contribuye a relajarlos.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail